¡Basta de cremas! Cuando se habla de áloe vera, se habla de mejores resultados que una crema pueda ofrecerte, eso sí, debes ser constante en tu tratamiento para obtener buenos resultados.

Tod@s queremos una piel bonita y lisa, sin granitos ni manchas. Una piel súper hidratada, que no tenga nada que envidiar, por eso hoy quise traerles este excelente artículo sobre esta gran planta “milagrosa” que sin duda y por mis grandes experiencia, puedo afirmar personalmente que si ¡si funciona!

Quiero hablarles antes un poco de esta planta y del porque es tan efectiva, todos debemos conocer sus grandes beneficios, ya que es algo que puede servirnos para muchos momentos de la vida.

Esta planta tropical es excelente como planta medicinal, tiene muchos beneficios estos son algunos de ellos:

  • Antioxidante
  • Antibiótica
  • Antimicrobiano
  • Anti fúngico
  • Antiséptico
  • Antibacterial
  • Desinfectante
  • Hidratante

Un estudio demuestra que el áloe vera contiene 75 compuestos potencialmente activos, incluyendo lignina, saponinas y ácido salicílico, y aminoácidos, 12 antraquinonas, los cuales son componentes fenólicos tradicionalmente conocidos como laxantes.

Esta planta es verdaderamente efectiva, ya sea una quemadura, una marca, picaduras de insectos, espinillas, una herida punzante, manchas, El aloe vera tiene poderosos beneficios curativos y lo mejor de esto es que es 100% natural.

Como astringente, el gel del aloe hace que el tejido del cuerpo se contraiga, lo que ayuda a reducir el sangrado de abrasiones menores. Como un antipirético, es usado para reducir o prevenir la fiebre, y sus propiedades analgésicas del aloe ayudan con el alivio del dolor, mientras previenen y alivian la comezón como un Antipruriginosa.

 

El áloe vera incrementa la elasticidad de la piel, la hace más flexible a través de la reparación del colágeno y elastina. El aloe es un emoliente, que ayuda a suavizar y relajar la piel.

Ayuda a suministrar oxígeno a las células cutáneas, aumentando así la fuerza y la síntesis del tejido de la piel e induce una mejor circulación sanguínea a la piel a través de la dilatación capilar.

Por esto traemos excelentes maneras de hacerte mascarillas de aloe vera para tener una piel más bonita y por fin eliminar esos granitos que tanto nos hacen sentir mal e incomodas.

 

Mascarilla de áloe vera y limón para el acné:

  • 2 cristales de aloe vera (anchos) y bien limpios
  • Jugo de medio limón

Preparación:

Los dos cristales deben estar bastante limpio, sin lo amarillo que bota la planta, para esto, debes cortar el aloe vera con un cuchillo de plástico, y déjalo reposar todo el día, preferiblemente colgado para que así bote todo.
Luego de esto lavas con abundante agua y vas ‘’pelando’’ todo lo verde para así obtener los cristales, una vez más, lavas con abundante agua.
Luego de obtener los maravillosos y milagrosos cristales, en un planto medio hondo, con un tenedor vas aplastando hasta lograr una mezcla totalmente babosa (Puede quedar algunos cristales pero muy mínimos) luego agregas el jugo de limón.
El limón es muy efectivo para el acné, y juntos hacen más que milagros.
Puedes usarlo todos los días antes de acostarte, te lavas muy bien la cara, te pones la mascarilla y te la dejas aproximadamente 20 min, luego enjuagas con abundante agua, preferiblemente tibia.

Recuerda quitártela muuuy bien, ya que el limón, mancha con el sol y por eso, es muy recomendable hacerlo en la noche.

Mascarilla de áloe vera, avena, limón y miel para el acné:

  • Avena en polvo
  • Medio jugo de limón
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 Cristales de áloe vera (tal cual como lo explicamos en la mascarilla anterior)

 

Preparación:
Aplastas los cristales (o licuas) hasta obtener una mezcla babosa, agregas el jugo de limón, la miel y  la avena en polvo hasta formar una mezcla algo espesa y manejable, usa la mascarilla por aproximadamente 20 min, todas las noches antes de acostarte previamente lavando muy bien la cara.
Las propiedades de la avena son muy buenas, además de que aclara.
El limón también aclara y ayuda mucho con el acné.


Mascarilla de
Áloe vera, miel y canela:

  • 3 cucharadas de miel
  • 1 de canela
  • 1 cristal de áloe vera

    Preparación:

Tritura los cristales hasta tener una mezcla completamente babosa, agrega las 3 cucharadas de miel y la canela, úsalo de 2 a 3 veces por semana, unos 15 min.

Recuerda lavar muy bien tu cara antes de aplicar cualquier tratamiento o mascarilla.
También debes ser constante para ver resultados.