Abscesos

Por mas molestosos e incómodos que puedan ser los abscesos, solo es una forma en la que el cuerpo trata de curarse una infección ¿Increíble no?

Esta acumulación de pus dentro o sobre la piel, se forma por bacterias, gérmenes,hongos, parásitos, materiales extraños etc. Que por lo general pasa cuando son heridas que quedan abiertas o mal limpias.
El pus se forma cuando el sistema  inmunitario del organismo se activa y envía glóbulos blancos para combatir la infección, Los glóbulos blancos y otros desechos se acumulan en la herida, formando el pus, y cuando se forma el pus este es posible que no drene y cause dolor.

Una infección que pudo ser ( Pudo ser)  consecuencia de un descuido, un claro ejemplo es no limpiarse bien una herida o corte, esto es bastante común en los niños, ya que ellos por lo general no limpian bien sus heridas o cortes, también puede causar un absceso las fibras de la ropa, la arena o los folículos pilosos irritados.

Cuando se tiene un absceso, La higiene es fundamental, debemos tener mucho cuidado con esto, porque podemos propagar la infección a otras partes del cuerpo, en estos caso se recomienda no compartir toalla, ropa, paños, sabanas etc. Para así evitar que algo tenga contacto con el absceso.

Síntomas de un absceso:

Lo más común es hinchazón, color rojo, caliente al tacto y algunas veces supura líquido.
Pueden salir desde la capa más superficial de la piel, tanto debajo de la piel y hasta el lugar más recóndito del cuerpo, incluso, en los dientes.
Causa dolor y es sensible.
En casos más extremos causan escalofríos y fiebre.


Es importante tener claro que, un absceso interno es más peligroso que uno externo, en todos los casos es importante y fundamental ir al médico.

Existen diversos tipos de abscesos y dependiendo de donde se encuentre el tipo de absceso y del tamaño que este tenga, podremos considerar remedios naturales o la consulta de un medico.

Tipos de Abscesos:

Absceso Dental:


Uno de los abscesos más peligrosos que hay son los dentales, se producen debido a una caries en el diente y este no fue tratado como se debe y no se dio medicamentos, es importante acudir a un odontólogo si tenemos alguna caries, dolor o presión, no debemos esperar que pase el tiempo, ESTO NO SE CURA SOLO, los dientes son muy importantes y si no tratamos esto a tiempo puede contraer cosas más graves, incluso, la muerte.

 

Absceso Hepático:

Esto pasa cuando hay acumulación de pus en el hígado, resultado de un parasito intestinal  llamado EntamoebaHistolytica.
Este parasito producto de la Amebiasis también conocida como Disenteria amebiana, pasada la infección, el parasito puede transportarse mediante la sangre desde los intestinos hasta el hígado.
La amebiasis es causada por consumir agua o alimentos contaminados con material fecal, ciertas veces al uso de excrementos humanos como fertilizantes o por el contacto directo entre personas.
Es una infección que es mundial, pero aun asi es mucho más común por no tener buenas condiciones sanitarias, algunos lugares más comunes del mundo son África, Latinoamérica, el sudeste asiático y la India. Ya que tienen bastantes problemas por causa de esta infección.

Absceso Anorrectal: Se trata de la acumulación de pus en la zona anal y rectal, la causa mas común de un absceso anal y rectal son:
Las glándulas obstruidas en el ano, la infección de una fisura anal, infección de transmisión sexual ( ITS ) o trauma .
Los abscesos que tienen mas profundidad pueden ser causados por problemas intestinales como la enfermedad de Crohn o la diverticulitis.
Hay que tener en cuenta que estos puntos que vamos a nombrar pueden aumentar el riesgo de un absceso anorrectal:
Sexo anal
Quimioterapia medicamentos para tratar el cáncer
Diabetes
Enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn y colitis ulcerativa)
Uso de medicamentos corticosteroides
Sistema inmunitario debilitado (debido a VIH/SIDA)

Esta infección es mucho mas comunes en los hombres que en las mujeres, también en niños o bebes que usen pañales y tengan antecedentes de fisuras anales.

Absceso de Bartolino:
Es la formación de pus en una de las glándulas de bartolino, causando hinchazón,Están ubicadas a cada lado de la abertura vaginal.
Esto es causante de una pequeña obstrucción de una abertura de la glándula, lo cual hace que el líquido en dicha glándula se acumule y puede infectarse.
En algunos casos puede tardar años en acumularse el liquito para formarse un absceso, en otros puede aparecer rápidamente en días y se torna muy caliente e inflamado.
Ejercer presión sobre la vulva, caminar o sentarse puede ser muy doloroso y bastante incomodo.
lomas común es que esta se pase sola, aunque en algunas ocasiones y dependiendo de la gravedad se verá si lo mejor es consultar un medico.

Absceso Cerebral:
Es una hinchazón e irritación en el cerebro, causado por una infección que como resultado es acumulación de pus.
Puede llegar al cerebro atreves de la sangre, o puede ser mas directo como una cirugía cerebral y hasta de una infección de los senos paranasales, aunque esta última, es menos común.
No se detecta siempre la fuente de infección, pero por lo general lo más común es que venga del

pulmón, rara vez del corazón.

 

 

Absceso Epidural:
Un abceso epidural, también llamado absceso de la medula espinal es una acumulación de pus. Entre la capa exterior del cerebro, la medula espinal y los huesos del cráneo o la  Columba vertebral, esta infección puede ser causada por bacterias aunque también puede ser por hongos que estén relacionado con otra infección en el cuerpo donde los gérmenes viajaron a travez de la sangre causando este tipo de absceso, sin embargo a algunos pacientes no se les ha determinado alguna causa de la infección

Absceso Periamigdalino:

Es una acumulación de material infectado (pus) alrededor de las paredes de las amígdalas, suele ser el resultado de la complicación de una amigdalitis, es común en niños mayores, adolescentes y adultos jóvenes, tener este tipo de absceso puede resultar algo doloroso al momento de abrir la boca aunque hoy en día con los antibióticos para la amigdalitis es poco común ver este tipo de absceso

Absceso Mamario:

Los abscesos mamarios afectan casi en su totalidad a las mujeres lactantes y es el resultado de una mastitis mal curada, por lo general es provocado por bacterias que poseemos normalmente sobre la piel y estas pueden introducirse a través de una grieta o fisura, por lo general en el pezón. La infección tiene lugar en el tejido graso de la mama y ocasiona inflamación, la cual comprime a su vez los conductos galactóforos, provocando dolor e hinchazón.

 

Absceso Pulmonar:

es una lesión necrótica y supurativa que forma una cavidad perfectamente tabicada, estas cavidades pueden llegar a ser de 2cm están llenas de pus y rodeada de tejido inflamado. Suele estar causado por bacterias que normalmente colonizan la boca o la garganta y son inhaladas (aspiradas) hacia el interior de los pulmones, principalmente cuando la persona esta inconsciente, sedada, o drogada, lo que da como resultado una infección.

Absceso Cutáneo:

Un absceso cutáneo es una infección localizada en nuestra piel provocado mayormente por bacterias que viven comúnmente en nuestra piel y se introducen por el mal cuidado de alguna herida o corte. El diagnostico de este tipo de absceso se puede realizar con un examen físico ya que la acumulación de pus en la piel hace evidente el absceso. El tamaño puede variar de 1 a 3 cm aunque en algunos casos su tamaño puede ser mayor. Una solución rápida a este tipo de absceso es la incisión y drenaje del mismo, esto se realiza cuando el absceso provoca mucho dolor en la zona afectada y en algunos casos puede requerir antibióticos.

Absceso de la Médula Espinal:

Es una infección dentro de la columna vertebral, algo muy poco común, por lo general ocurre cuando el absceso epidural se complica.

Los factores que aumentan el riesgo son:

  • Inyección de drogas
  • lesiones o traumas en la espalda (hasta lesiones menores puede causarlo)
  • Forunculos en la espalda o en el cuero cabelludo
  • Complicaciones de una punción lumbar o una cirugía en la espalda.
  • Diseminación de cualquier infección a través del torrente sanguíneo proveniente de otra parte del cuerpo.
    Absceso Subcutáneo

Es la acumulación de pus causada por una infección que se formó debido a bacterias. Este tipo de absceso es la que se encuentra debajo de la piel, puede ser causada por alguna herida que no se limpió bien, una herida que se descuidó, mal higiene. Entre otras…

 

Absceso subfrénico o subdiafragmático:
los abscesos subfrénicos resultan siempre secundarios a una infección en otras partes, no existe una epidemiología única. Los datos concernientes a los sucesos antecedentes son más extensos y fiables respecto a los abscesos subfrénicos.Existen tres cuadros generales. El primero y más común incluye los abscesos que se desarrollan después de una operación intraabdominal.

Los principales puntos anatómicos del absceso subfrénico son: la pelvis,las fístulas lumbares y los pliegues intermesentéricos. Los abscesos subfrénicos pueden dividirse en tres grupos: subdiafragmático derecho, izquierdo y subhepático.

Algunos síntomas pueden ser la fiebre, puede haber dolor en la parte inferior del torax, casi con tanta frecuencia como en el abdomen superior. Incluso puede haber hipo bastante notable.

Absceso del psoas:


El absceso del músculo psoas es una afección poco frecuente y de difícil diagnóstico, con una presentación clínica generalmente inespecífica y a veces olvidada en la práctica diaria, lo que conlleva a retraso en el diagnóstico.

Sin importar cuál sea el tipo de sospechas que tengas, lo más importante y fundamental, es ir al médico, para así ir examinando más de cerca tus síntomas y puedan confirmarte mediante un profesional lo que tengas.